Calle Numancia, 9 (Bajo) 45840 La Puebla de Almoradiel - Toledo

Control de palomas. Sistema de exclusión o protección


Teidesa garantiza todos sus tratamientos de exclusión de aves por un periodo de al menos dos años.

Destinados a la protección de edificios y monumentos históricos, basan su éxito en evitar que las aves aniden y se posen allí donde no son bienvenidas.

Los repelentes de aves se clasifican en función de a que sentido del animal afecten:

Repelentes táctiles (los más efectivos). Estos repelentes pueden ser mecánicos (alambres con púas, hileras de alambre tensado, alambradas electrificadas y chorros de agua) o químicos (geles, pastas, etc.) 

Repelentes visuales:Incluyen el uso de luces centelleantes, falsos búhos, halcones, serpientes, globos, etc. No son muy efectivos contra las palomas en los ambientes urbanos e industriales ya que la mayoría de las aves se acostumbran al objeto y lo ignoran.

Repelentes sonoros: Abarcan ruidos estridentes como alarmas, disparos, grabaciones de aves emitiendo voces de alarma amplificadas, etc. Estos repelentes son poco efectivos, contra las aplomas ya que estas aves están bien adaptadas a los ruidos cotidianos en las áreas urbanas. Dado que su rango auditivo es el mismo que el humano los sistemas ultrasónicos y subsónicos están descartados.

Repelentes olfativos: el vapor de la naftalina  ha sido utilizado como repelente para aves, para que sea efectivo la naftalina se debe emplear a dosis altas, debido a su irritación no se recomienda su uso en edificios ocupados por personas.

Otros productos de Control de palomas y aves Toledo