Calle Numancia, 9 (Bajo) 45840 La Puebla de Almoradiel - Toledo

Etapa 3: Mantenimiento


El objetivo es asegurar un mantenimiento de la zona tratada y con los medios adecuados podremos controlar periódicamente las estaciones con elementos inertes y las zonas “sensibles” proclives al desarrollo de las termitas subterráneas.

Cuando se acaba la fase de control, el mantenimiento es la garantía de que se realizará un seguimiento regular a largo plazo en toda la zona protegida. Las estaciones de trabajo exteriores se quedan en el mismo lugar en que se instalaron; su inspección y un control de la estructura se realizan al menos dos veces al año. Así, toda posible infestación por una nueva colonia de un edificio será rápidamente detectada antes de que se realice su implantación en la estructura. En caso necesario, una acción rápida de intoxicación es efectuada